Yo no necesito comunicar o estar presente en las redes sociales. ¡Lo que necesito son inversores!“. Esta es la respuesta más habitual entre las startup españolas (y muchas empresas con una cierta trayectoria) cuando se les plantea diseñar una estrategia de comunicación. Tras lanzar el exabrupto, miran hacia otro lado y siguen con su día a día convencidos de que un bussiness angel sobrevolará sus cabezas y apostará por su negocio aun sin tener ni idea de que existen.

Error. Claro que una startup necesita inversores. Pero vamos a pagar muy caro no vincular una buena comunicación corporativa (es decir, nuestra presencia en los medios off line, on line y en redes sociales) con la atracción de inversión. O, al menos, con conseguir atraer la curiosidad de los inversores.

¿Por qué? Parece tan obvio que hasta da apuro insistir pero, dada la reticencia numantina de la mayoría de empresas a invertir en comunicación para conseguir sus objetivos, vale la pena remarcarlo. La comunicación es la herramienta que cierra el círculo virtuoso: tener una buena idea de negocio y conseguir inversores que a su vez harán viable económicamente la idea inicial.

Este círculo no puede cerrarse sin la comunicación. Sin comunicación no puedo crear mi reputación de marca; y sin reputación de marca nadie (y mucho menos en una economía globalizada e híper saturada de proyectos punteros) va a fijarse en mí para valorar si invierte su dinero en mi idea de negocio.

Para ello tampoco vale cualquier estrategia de comunicación. Cada startup necesitará resaltar un concepto u otro y, por tanto, necesitará llamar la atención de un target u otro. No valen pues los planes de comunicación estándar. Debe ser una estrategia pensada, diseñada e implementada a medida de cada empresa, de cada proyecto.

Diseñar e implementar la estrategia de comunicación cuesta dinero. Sí. ¿Es un gasto o una inversión? Piensen en conseguir cerrar el círculo virtuoso… Blanco y en botella.

 

Núria Ribas. Periodista. Consultora de medios en Lawyerpress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *