bienvenidaSeptiembre suele ser fechas propicias para el inicio de procesos de selección y posterior  incorporación de nuevos abogados, los despachos se preocupan y cuidan todo el proceso de selección, realizan numerosas entrevistas, diseñan exámenes o casos prácticos  para conocer la capacitación técnica y seguro que también se preocupan y  analizan los rasgos personales del candidato. Pero una vez seleccionado el nuevo abogado, pensemos si  nos preocupamos con la misma intensidad del proceso de integración en nuestro equipo. Quizás nuestro carácter latino, extrovertido y espontaneo nos conduce a dejar el proceso en manos de la informalidad y la adaptación a través del tiempo y de la buena voluntad de los personas implicadas, seguro que al menos tenemos establecido un protocolo para el primer día, una reunión formal donde incidimos en la historia, filosofía  y valores del despacho y una ronda informal por las distintas estancias del despacho donde nuestro nuevo abogado será presentado en sociedad. Pero ¿y después?, y ¿al día siguiente?   , en la mayoría de los casos lo dejamos como decíamos antes en manos de la improvisación.

Carlos-Adeva-thumb
Carlos Adeva

El objetivo de mi artículo es reflexionar  sobre la importancia de una buena acogida para la integración, para la motivación y como consecuencia para un mejor rendimiento. En mi opinión no valoramos adecuadamente que la incorporación de un nuevo abogado  constituye realmente un momento decisivo,  Sus primeras impresiones sobre el aspecto de la compañía y la acogida que se le dispensa marcarán profundamente su forma de relacionarse y de trabajar en ella.

Esperemos que si no  le hemos prestado suficiente atención a este proceso a partir de nuestro artículo seamos conscientes de su importancia y además sepamos cómo hacerlo.

El aspecto básico es la elaboración de un  protocolo de actuación para la acogida e integración de los nuevos abogados, además de cuidar las presentaciones y la  reunión del primer día en el despacho, este proceso debería incluir la entrega del denominado “manual de acogida” este manual debería recoger al menos  la historia del despacho , su filosofía y valores, además de un organigrama con nombres y puestos, así como un listado de áreas de negocio y principales clientes de la firma. Por supuesto la información entregada debe ser actual y verídica, con una redacción amena, atractiva y sencilla.

Debemos tener claros los objetivos del Manual de Acogida

  • Recibir, integrar y motivar  al nuevo abogado, familiarizarle  con el estilo de gestión y la cultura del despacho.
  • Orientar y ofrecer documentación adicionaly complementaria a la información ofrecida por otros canales  con la finalidad de informar sobre las  normas  internas de la empresa, cargos y responsabilidades de las diferentes personas,.
  • Formar y promover una integracióneficaz en el puesto y con el proyecto corporativo.
  • Genera prestigio y mejora la imagen del despacho. Todo aquel despacho que se preocupa de distintos aspectos relacionados con la gestión, los procesos y  las personas son despachos que generarán prestigio en le mercado y en su entorno, el prestigio no solo es la capacitación técnica si no también la preocupación por las personas.

Un manual de acogida efectivo es necesario, pero no nos conformemos, este documento podría estar acompañado de un acto informal, no necesariamente tiene que ser una jornada de “team building” a lo grande, nos sirve  un acto informal como un desayuno o una comida donde conocer de una manera informal pero efectiva al resto del equipo  profesional. Este acto puede ser informal pero tiene que estar dotado de importancia por parte de la dirección concienciando de la importancia de acudir pues de lo contrario se convertirá en una oportunidad de ocio sin eficacia ninguna.

Para los días siguientes en los cuales surgen mil dudas de todo tipo sería conveniente  asignar un “padrino” una persona que acompañará las primeras semanas en el despacho, que se responsabilizará de integrarle socialmente y se preocupara de su bienestar emocional.

Nuestra idea es concienciar de que la acogida y la integración no es el primer día, ni la entrega de un documento frio y extenso, es un proceso más amplio en cual no solo se trata del aspecto técnico y profesional, va más allá, se trata de  la importancia  de establecer y cuidar las  relaciones personal  con el objetivo de buscar la satisfacción y cohesión de los individuos que conforman el grupo.

Finalmente el manual de acogida y los protocolos de integración no dejan de ser una herramienta para construir cultura y filosofía de despacho, favorecer un  adecuado clima laboral  que sin duda incrementará la productividad de la organización, aunque esperemos que el aspecto “rentabilidad inmediata” no sea  lo único que preocupe a los responsables de los despachos de nuestro entorno legal.

La acogida e integración de los nuevos abogados forma parte de un proyecto y una filosofía mucho más amplia, el bienestar de las personas y las organizaciones, para favorecer y desarrollar estos principios,   la estrategia de comunicación interna   es una herramienta funadamental. Si te interesa ampliar esta informaciín puedes recurrir a nuestro curso “Comunicación Interna en los Despachos: Liderazgo Motivación y cohesión” que imoartimos en la plataforma Discentius de la editorial  Reus

https://discentius.com/curso/comunicacion-interna-en-los-despachos-liderazgo-motivacion-y-cohesion/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *