Sexo, mentiras y marketing jurídico

Cada vez somos más los que estamos enganchados a las redes sociales que nos hace tener una presencia continua, casi obsesiva. La mayoría justificamos esta adicción porque “es parte de nuestro trabajo”. En ocasiones, pienso si realmente la presencia en redes sociales es eficaz o simplemente hay que estar porque todo el mundo está o porque hemos creado un micro mundo que nosotros mismos estamos alimentando, y que sin duda nos conviene profesionalmente pero que quizás no responde a la realidad. Una reflexión personal: ¿cuántas veces un potencial cliente ve un tuit nuestro? ¿Qué valor le oto...
leer más